fbpx Saltar al contenido
Calcetines STORE

La seguridad de nuestros hijos: CALCETINES ANTIDESLIZANTES

Las caídas y los resbalones ocupan los primeros lugares de la lista de potenciales percances que puede sufrir un pequeño en el hogar. De acuerdo con la Asociación Española de Pediatría (AEP), tales accidentes son la principal causa de lesiones en niños.

¿Por qué son tan frecuentes? Veamos.

PRIMEROS PASOS

Las caídas y los resbalones en los primeros años de vida

Los seres humanos no nacemos con las capacidades psicomotrices bien desarrolladas, estas se adquieren con la práctica. Cuando un bebé da sus primeros pasos, es normal que se bambolee y se sienta inseguro.

Aun cuando aprende a caminar, entre los 10 y los 16 meses de edad, todavía tiene que adquirir otras destrezas, como calibrar su fuerza, perfeccionar su equilibrio y calcular las distancias correctamente. Y eso toma tiempo. Por eso, las caídas y los resbalones son tan comunes durante los primeros tres años de vida.

Para reducir los riesgos de sufrir una caída, muchos padres colocan topes y protectores en las ventanas, ponen barandas en la cama o instalan una alfombra en la habitación o el área de juegos del niño. En este artículo, nos enfocaremos en una medida de seguridad en especial: el uso de calcetines antideslizantes en bebés y niños de hasta tres años.

Una solución a las caídas y los resbalones

Más que una prenda, los calcetines antideslizantes son una solución de estabilidad. Son transpirables, lo que protege la piel del bebé de la irritación. Además, se adaptan a la perfección a la forma de los pies, otorgándole completa libertad de movimiento (como si estuviera descalzo) cuando las ganas de jugar se apoderen de él. De hecho, fomentan la movilidad de los niños de una forma más efectiva que el calzado convencional.

Otro aspecto destacado de los calcetines antideslizantes es que son elásticos, lo que significa que no interferirán con el desarrollo del pequeño. Al contrario, contribuirán al fortalecimiento muscular de sus piecitos.

Pero su atributo más importante es que protegen al niño de las caídas. ¿De qué manera lo hacen? Poseen una suela de goma antiderrapante, que puede estar distribuida a lo largo de toda la planta o en los puntos donde esta hace contacto con el suelo. Por sus características, los calcetines antideslizantes ofrecen un excelente agarre.

Por su parte, algunos modelos ofrecen un beneficio adicional: potencian la capacidad de percibir estímulos táctiles en la planta del pie. A su vez, esto favorece al desarrollo de la propiocepción, tan importante en el desarrollo infantil.

Los calcetines antideslizante y la seguridad. Casos reales

Muchos padres están contentos de haber comprado calcetines antideslizantes para sus hijos. A continuación, te mostramos algunas reseñas realizadas por usuarios de internet. Se le han hecho ligeros retoques por razones de claridad.

“Estos calcetines se ven muy cómodos y lindos en mi hija de 16 meses. Ofrecen un buen agarre gracias a la goma de su parte inferior. Además, tiene una correa en la parte superior que, sin estar muy ajustada, impide que los calcetines se salgan”.

“¡Estos calcetines realmente se quedan en su lugar! Los compré para mi nieta, que siempre se las ingenia para quitarse cualquier calcetín o botín. ¡Pero no estos! Son adorables, se pueden estirar y poseen un buen agarre en la suela. ¡Los recomiendo para los caminantes principiantes!”

“¡Los amo! Se ven muy lindos y cómodos en mi hija de 11 meses. Ella siempre está tratando de quitarse los calcetines, pero con estos no ocurre tal cosa. Le quedan bien, pero todavía tienen un pequeño margen para estirarse. ¡Definitivamente son antideslizantes y realmente se quedan en los pies!¡Recomiendo absolutamente estos calcetines!

Los calcetines antideslizantes disminuyen el riesgo de que tus pequeños caigan o resbalen, y los benefician de otras maneras. En el mercado, encontrarás muchos modelos distintos, pero te recomendamos elegir con cuidado. Recuerda que la seguridad de tus hijos está de por medio.