fbpx Saltar al contenido
Calcetines STORE

¿Los calcetines son ropa interior?

calcetines ropa interior

Tenemos la respuesta

Durante años ha existido esta pregunta que atormenta a los diseñadores y por supuesto a las tiendas, sí los calcetines van en la sección de ropa interior o no te lo aclaramos a continuación.

¿Por qué existe la duda?

Básicamente esta duda subsiste  a lo largo del tiempo por qué si bien  los calcetines no son una prenda muy grande pueden verse cuando caminamos, la ropa interior se supone que es algo que no se ve, pero en el caso de los deportistas se notan claramente lo que no les daría una clasificación como ropa interior entonces se presenta el dilema de si lo son o no.

¿Para qué se necesita una definición?

Pues el meollo del asunto no es tan simple como crees. Particularmente es importante conocerlo porque las tiendas no hacen cambio de la ropa interior

Así es, si te llevas una prenda de uso exterior y no te queda bien, tienes en general tres días para cambiarla, pero como sabes con la ropa interior no hay cambio y ni siquiera te la puedes medir, por razones de higiene (da repelús imaginar por qué).

Entonces por obvias razones es importante conocer la solución  a la definición ya sea porque vayas a ir de compras o porque decidas vender estas importantes prendas de vestir. 

¿Cuál es la definición de ropa interior?

Pues desde tiempos antiguos la ropa interior ha sido diseñada para proteger la ropa de uso exterior de las posibles secreciones corporales que se pueden presentar a lo largo del día, además de incluir el propósito de dar calidez y proteger zonas delicadas del cuerpo. 

Prendas de ropa interior 

Debido a las nuevas incursiones en la moda tendemos a confundir la ropa interior y la exterior. Pues bien, tenemos el listado de las prendas que son ropa interior  (aparte de las prendas obvias) y que están clasificadas así por las tiendas por lo tanto no tienen cambio y tampoco te las puedes medir directamente sobre tu piel.

Entre estas prendas tenemos los Body, las fajas, la ropa interior térmica, las camisetas de tirantes, las camisolas, los ligueros,  los Top o Tube top, los halter top, las enaguas, los cancán, suspensorios, y curiosamente, las Tshirt, los trajes de baño y sí, los calcetines o medias.

Si tenemos en cuenta la definición de ropa interior realmente los calcetines absorben el sudor de los pies y además protegen estar delicada zona del cuerpo es por ello  que si se consideran ropa interior aunque no estén totalmente ocultos por esto es que en general las fábricas sellan la parte superior con sus logos indicando las tallas a la que corresponden y en los almacenes nunca dejarán que te las pruebes además por supuesto, no tienen cambio.

¿Cómo saber tu talla de calcetines sin probarlos?

Si no estás seguro de tu talla de zapatos o Sencillamente te preocupa el grosor de los materiales que muchas veces hacen que no sepamos cual es  la talla es la adecuada, te damos un truco:

 Cierra tu puño y coloca sobre él la puntera de la calceta sostenlo con el dedo pulgar de la otra mano.  Da la vuelta a la calceta alrededor de tu mano cerrada. El talón debe coincidir en el mismo lugar que tienes la puntera   si te queda perfecta Esa es tu talla, sí debes estirar la calceta para que el talón alcance la puntera se quedarán pequeñas,  si por el contrario te sobra parte del talón te quedarán grande.

¡Funciona con todas las marcas y clases de calcetines, medias, y pantimedias! Este truco es genial sobre todo cuando tienes que elegir calcetines para los niños sólo pídeles que cierren el puño, toma la puntera y el talón de la media ponlos alrededor de su manito cerrada y si coinciden, ya está llévatelas sin dudar.  ¡Facilísimo!

Como los calcetines son ropa interior debes cambiarlos todos los días, lavarlos con jabón delicado dependiendo del tipo de fibra. En el caso de los calcetines blancos puedes utilizar blanqueadores ópticos y para garantizar su buena conservación (aunque suene a regaño de mamá) procura no andar sin zapatos.

Los calcetines son ropa interior y tienes la excusa perfecta para tener muchos de ellos, ¡A comprar se ha dicho!